Discusión

Regocijaos “en todo el bien”

Como conocer chicos – 181607

Un corazón puro y abierto es dócil a escuchar la voz de Dios. Haz un examen de conciencia, arrepiéntete de corazón y confiésate. La humildad es necesaria para ser un verdadero discípulo y actuar conforme sus enseñanzas. Practiquen la benevolencia,la humildad, la dulzura, la paciencia. Pide al Espíritu Santo que aumente tu fe y confianza para no dudar. Resuelve tus diferencias con respecto recordando que a quien tienes frente a tí es rostro de Cristo.

Por qué el Salvador desea que sirvamos a los demás

Denial tenemos que anotarnos en una lista para ser considerados. Dondequiera que estén, cualquiera que sea la ropa que lleven puesta o cualquiera que aquatic el idioma en que nos oigan, ustedes son parte de una fuerza poderosa de alegría, paz y lenidad. Quisiera nombrar tres bendiciones de nuestra fe en Cristo por las que nos regocijamos: Primero, regocijémonos por nuestra hermandad; segundo, regocijémonos por nuestra diferencia, y tercero, regocijémonos por las oportunidades que tenemos de prestar servicio beneficioso a nuestros semejantes. Primero, entonces, regocijémonos en nuestra hermandad. Miren alrededor de ustedes donde se encuentren. Si usted es una de muchas, de gracias a nuestro Padre Celestial; si es una de pocas, alabe a Deidad. Hubo solo dieciocho en Nauvoo en

La labor del Espíritu Santo

El servicio Cómo podemos servir Piense de qué manera otras personas le han prestado servicio a usted y a los miembros de su familia. El servicio es prestar asistencia a quienes necesitan ayuda. El servicio cristiano nace del amor genuino que se siente por el Salvador, y del amor y la preocupación por quienes Él no sólo nos da la oportunidad de ayudar, sino de guiar en la vida. Todos debemos estar dispuestos a prestar servicio, sin tomar en cuenta nuestra posición económica, social tampoco nuestra edad. Hay muchas formas de servir. Por ejemplo, podemos dar alimentos u otros artículos a quienes los necesiten; y ayudar a los necesitados al contribuir una ofrenda de abstinencia generosa; podemos brindarle amistad a un recién llegado, cultivar un pequeño jardín para una persona anciana o administrar de un enfermo. Podemos enseñar el Evangelio a quienes necesitan conocer la verdad o consolar a quienes sufren.

Más reciente

De hecho menciona dos tipos específicos de temor. El primer tipo es benéfico y debe ser fomentado. El bis tipo es un detrimento y denial sólo debe ser disuadido sino conquistado. El primer tipo de temor es el temor del Señor.

396397398399400