Innovación

“En el País Vasco no es que no se folle es que siempre follamos los mismos”

Flirteo entre un hombre – 241579

Sin embargo, las posibilidades virtuales han añadido mayor ambigüedad a las interacciones y roto el consenso general de qué es y qué no es una infidelidad. No hace falta buscar la complicidad del hotelito discreto, aplicaciones como WhatsApp o Facebook, Instagram ofrecen un acceso directo al otro deseado en cualquier momento y lugar. Ellas afirman sentirse igualmente traicionadas por la complicidad y la implicación emocional de sus compañeros con otra persona. Lo novedoso es el medio porque permite una proliferación de contactos eróticos sin necesidad de conectar cuerpo a cuerpo necesariamente. Sin embargo, el término fidelidad viene del vocablo latino fides que significa confianza. Por lo tanto, una infidelidad sería un comportamiento que promueve una pérdida de confianza dentro de la pareja.

Los más vistos

Por otro lado, las chicas salen por un lado y los chicos salen por otro; si a eso le añades que a los vascos denial se les dan bien los afectividad, no manejan el código del broma y del roneo que tan perfectamente manejan en otras latitudes. Lo que tenías que hacer para ligar en Donosti era ir por los bares de lo Viejo hasta encontrarte cheat el chico que te gustaba y allí, en comandita, ya le podías ver… pero nunca se podía acordar antes. Eso no lo viví aun que llegué a Madrid. El brete vasco sigue ahí, no nos engañemos. No saben y no lo hacen, y cuando por fin se atreven, lo hacen sin gracia, de una manera ramplona… fatal. Mira, yo soy una mujer de muy buen admirar.

638639640641642