Inteligentes

Cómo se descubrió la falla de Tinder que permitía ver la localización exacta de tu “match”

Dating apps in LasVegas

Quieras o no emergen nuevas creencias, reflexiones y otras realidades sobre el amor, la pareja y la familia, estos tres grandes vocablos que tanto dictaminan a algunos y tanto aborrecen a otros. Hoy en día quién no tiene un amigo asiduo al amor virtual, un detractor de las ciber-relaciones y hasta alguno que, contra todo pronóstico, ha encontrado su media naranja. Pues porque nos ahorra tiempo, esfuerzo y energía. Mientras el tiempo es oro, el amor es una balsa de aceite. Pues dadas estas circunstancias creo que no nos queda otra que aceptar que sí, que somos la sociedad de lo efímero y de la inmediatez.

La sutileza no es para Tinder

Es el mensaje que recibió Andrea por WhatsApp tras negarse varias veces a quedar con un chico que había conocido por Tinder. Fin de la conversación. Es posible bloquear a un usuario por WhatsApp, pero este podría, al tener nuestro móvil, contactarnos por otras vías. Entre estos destacan los que ofrecen sexo de buenas a primeras y quienes se molestan si no se responde, hasta el punto de insistir con malas maneras. Angela es un código con el que pedir ayuda.

Descripción para mí y like para ti

Y no nos ha quedado otra: nos hemos volcado en las redes, porque no todo va a ser salir a aplaudir a las h y liarla en los balcone s. En Tinder, las descripciones han pasado de simplemente detallar aficiones a llenarse de alusiones a la cuarentena. Otros advance guard preparando el terreno para cuando todo esto acabe. Esa ha sido la opción de tres amigas y compañeras de piso que no se conforman con salir al balcón para saber al vecindario. Se han creado un perfil conjunto para llamar a la puerta, virtualmente, de sus vecinos solteros y, de paso, aprender a actuar mascarillas de papel higiénico.

Entradas recientes

Qué puto estrés el Tinder. Con amnistía, pero es que de verdad, qué estrés. Maldita la hora que decidí descargarme esa App, porque la he usado cuatro días, pero qué cuatro días. Es que ya ni me sé expresar bien de lo anonadada que me ha dejado. Se huele artículo a km — Lucía lucialeben 19 de octubre de La cosa empezó en una tarde de buen rollo con mis amigos. Uno de ellos saltó con un cotilleo que había descubierto mediante la aplicación. Denial podría haberme callado, no; tenía que compartirlo con mis amigos con ganas de liarla.

473474475476477